El pasado miércoles fue uno esos días que recordaremos durante toda la vida, y es que Carmen Murillo, gerente de Picuélite, recibió el premio de Secot a la “Mujer Emprendedora Excelente”.

Carmen, lleva mucho tiempo formando parte de la asociación SECOT de la cual, además de su incalculable ayuda, solo estamos recibiendo buenas noticias. Esta última, precisamente la recibimos  unos minutos antes de comenzar el evento que celebramos en Baeza a principios de mes. Desde que Picuélite era un mero proyecto hasta el día de hoy, SECOT ha velado por los intereses de nuestra empresa, prestando constante apoyo. Un asesoramiento que desde Picuélite valoramos, pues recibir la sabiduría que da la experiencia cuando una empresa da sus primeros pasos no tiene precio.

Al llegar a Madrid y entrar en ese majestuoso edificio de la fundación Garrigues sentimos la importancia de ese premio, y es que el trato humano recibido desde primera hora con el desayuno de bienvenida hasta el último adiós fue emocionante.

Tuvimos la oportunidad de explicar nuestro proyecto y nuestras ideas innovadoras para hacer valer el potencial que hay en Andalucía y concretamente en Jaén, provincia clave en el mundo del Aceite de Oliva Virgen Extra. Fue un orgullo el poder contar la historia de nuestro AOVE, que es la nuestra y recibir el calor y el entusiasmo de los asistentes, que empatizaban con nuestro proyecto.

Desde Baeza, y con el premio un poco más asimilado queremos agradecer la implicación de tantas personas en nuestro proyecto y sobre todo por apostar en este caso, por Carmen, gerente de Picuélite, que con tantas ganas y a pasos agigantados está haciéndose un hueco muy importante en la historia de nuestro producto estrella. Este reconocimiento nos hace más que hace más fuerte como marca y nos hace también, trabajar con más ganas si cabe en su sueño que no es otro que compartir con el mundo nuestro tesoro familiar.

 

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está aceptándolas. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies